Comprar un bien inmobiliario en Francia

Posté le 17 octobre 2017 par David WINTER dans Derecho de las personas, Publicaciones

Keys to your own home

Antes de cualquier inversión en bienes raíces en Francia, una persona de nacionalidad extranjera debe conocer las condiciones de dicha inversión.

Hay que estudiar varios aspectos:

 

1/ El comprador no residente

Se tiene que estudiar la nacionalidad del comprador, su país de residencia, su situación personal (si ha vivido en Francia por ejemplo), así como su régimen matrimonial, si está casado.

Sabiendo que es la ley de la ubicación de la propiedad que se aplica en el sector inmobiliario, por lo tanto el derecho francés prevalece. Las consecuencias sobre la compra serán muy importantes en cuanto a la titularidad de la propiedad, su sistema de impuestos o su eventual reventa.

Sin embargo, en caso de muerte del comprador, el bien escapa a la ley francesa. De hecho, desde el 17 de agosto de 2015 (fecha de entrada en vigor del Reglamento Europeo del 04 de julio de 2012), no es la ley de ubicación de la propiedad que se aplica en materia de inmuebles, sino del país de residencia del comprador.

Por otro lado, nada impide que el comprador extranjero cree una empresa para adquirir el inmueble; Aquí otra vez, dependiendo del estatuto elegido, el régimen jurídico y fiscal de la propiedad será diferente.

 

2/ Financiar una compra de bienes raíces por un no residente

Comprar una propiedad en Francia exigirá significativas transferencias de fondos. Estas transferencias están sujetas a verificación por parte de intermediarios (bancos, entidades de crédito). Notarios también deben verificar la fuente de los fondos para operaciones de lavado de dinero. Pueden ser llamados a hacer declaraciones si tienen una duda seria en cuanto al origen de los fondos (TRACFIN).

Los profesionales tales como los abogados deben garantizar la seguridad de las operaciones de las cuales son responsables frente a sus clientes.

 

3/ La fiscalidad aplicable

El régimen fiscal aplicable a bienes adquiridos en Francia debe también ser explicado al comprador extranjero: el costo, los diversos impuestos y tasas. Así como los impuestos que debe pagar dependiendo de que el bien sirva como residencia principal o como inversión para fines de alquiler. De las elecciones que se harán en el momento de la compra, dependerá la fiscalidad que se aplicará durante la detención de la propiedad o su reventa posterior (IVA, plusvalía, intervención de un representante acreditado, etcétera…). Aquí otra vez, regímenes muy diferentes existen, desde la exoneración hasta fuertes imposiciones.

 

4/ La redacción de los contratos

Generalmente, la compra del bien se hace en dos fases: una primera fase en la cual cada parte declara su interés en vender/comprar el bien y la segunda en la cual se formaliza la compra, ante Notario.

Es importante estar acompañado por un abogado especialista en derecho inmobiliario quien puede asesorarlos en todos los aspectos de la compra y redactar los contratos.

 

Contacto:

David WINTER

Barreau de Paris

65, rue Montmartre – 75002 PARIS

Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

C/ Diego de León 47. 28006 Madrid

Correo electrónico: dwinter@cabinetmontmartre.com

 

-

Este artículo ha sido preparado sólo con fines informativos. No es un sustituto de asesoramiento legal dirigido a circunstancias particulares. No debe tomar o abstenerse de tomar cualquier acción legal basada en la información contenida sin primero buscar asesoramiento profesional, individualizado basado en sus propias circunstancias. La contratación de un abogado es una decisión importante que no debe basarse solamente en anuncios.

 

Léxico:

 

Comprar en Francia – Inversión inmobiliaria en Francia – Transferencias de fondos en Francia – Fiscalidad de adquisición de bienes en Francia – Abogado que habla español en Francia

Répondre

D'autres nouvelles

Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus