Proceso de creación de empresa en Francia

Posté le 10 août 2017 par David WINTER dans Derecho comercial y de las empresas, Publicaciones

business-man-and-woman-handshake-in-work-office-picjumbo-com

 

Las diferentes etapas

 

  • Elegir la forma jurídica de su estructura

 

Es la primera y probablemente la más importante etapa del proceso.

Existen tres principales formas de implantarse en Francia para una empresa extranjera.

 

-       La Oficina de representación:

Es para implantarse en Francia pero sin ejercer ninguna actividad comercial.

Permite promover la sociedad extranjera pero no tiene contabilidad propia.

Los actos como los contratos o las facturas negociados por la oficina de representación deben ser mandados y firmados por la sociedad matriz extranjera.

 

-       La Sucursal:

La sucursal ejerce una actividad comercial y tendrá que ser matriculada en el Registro de comercio.

Dicha estructura es más flexible, gestionable que la filial, pero no tiene patrimonio propio.

Los actos establecidos por el representante de esta sucursal son concluidos al nombre y por la cuenta de la sociedad matriz extranjera.

 

-       La Filial:

La filial es una empresa francesa que tiene por accionista mayoritario la sociedad extranjera.

Su matriculación es idéntica a la de una sociedad francesa.

Tiene la personalidad jurídica y es independiente de la sociedad matriz. Es para implantarse de manera duradera en Francia.

 

  • Elegir la forma de su filial

 

Si optan para esta última opción, tienen que elegir la forma jurídica de dicha filial: SARL, SA, EURL, SAS, SNC, SCP… que son los principales tipos de sociedad en Francia. Un asesor tiene que ayudarlos en esta etapa.

 

  • Redactar los estatutos de la sociedad

 

Los estatutos de una sociedad describen el funcionamiento futuro de la empresa y cómo se maneja. Deben definir muy precisamente la actividad de la empresa y prever soluciones posibles para cada caso de litigio. Es un paso muy importante y es mejor ir acompañado de un profesional del derecho.

 

  • Depositar el capital social

 

Los fondos  que constituyen el capital social deben ser depositados en una cuenta profesional abierta en un banco. El banquero luego emitirá un certificado de depósito de los fondos, documento esencial para matricular la empresa en el registro de comercio.

  • Establecimiento del expediente de matriculación

 

Este expediente debe contener varios elementos obligatorios: formularios debidamente llenados, copias de los estatutos, certificado de depósito de fondos, justificativo de domicilio, documentos relacionados con el Gerente etc. La publicación de un aviso legal es también un paso necesario para empezar su negocio.

 

  • Matriculación de la empresa

 

Es el último paso antes de obtener el “K-bis”, que permite el inicio real de su actividad. Debe presentar su expediente completo en el centro de trámites para las empresas o en el registro de comercio con vistas a su inscripción.

 

Contacto:

David WINTER

Barreau de Paris

65, rue Montmartre – 75002 PARIS

Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

C/ Diego de León 47. 28006 Madrid

Correo electrónico: dwinter@cabinetmontmartre.com

-

Este artículo ha sido preparado sólo con fines informativos. No es un sustituto de asesoramiento legal dirigido a circunstancias particulares. No debe tomar o abstenerse de tomar cualquier acción legal basada en la información contenida sin primero buscar asesoramiento profesional, individualizado basado en sus propias circunstancias. La contratación de un abogado es una decisión importante que no debe basarse solamente en anuncios.

Répondre

D'autres nouvelles

Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus